TURQUESA

Esta línea de trabajo ofrece una reflexión sobre el retrato caracterizada  por la influencia del fondo turquesa que llega a ser tan importante como la propia representación del rostro.

El color turquesa cobra protagonismo en esta línea. Adquiere un carácter central, mostrándose denso, pesado.

Supone un punto de encuentro entre los distintos elementos que confluyen en la pintura.

El cabello se muestra con todo detalle en esta línea. Los retratos interactúan con distintas manifestaciones  de lo etéreo, con tintes oníricos.